Wax Play o juegos con Cera

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Wax Play o juegos con Cera

El Wax Play y la práctica de jugar con el efecto calor de las velas es un juego simple que es sencillamente el arte de verter la cera que desprende las velas sobre alguna parte del cuerpo y aunque suene super fácil, recuerda que toda práctica requiere ciertos conocimientos para que no haya ningún riesgo.

Para que esta no cause quemaduras no deseadas (de primer, segundo o tercer grado) lo principal que hay que saber, es qué tipo de cera usar.

Ojo, mucho ojo, básicamente las únicas velas que debes de usar son aquella con cera de parafina (la más común) y la cera de soya (algo cara o más cara que la parafina).

Ten cuidado no todas las velas son adecuadas para el Wax Play, aléjate de aquellas personas que te propongan practicar con cera de abeja, velas aromáticas (Ojo hay algunas velas aromáticas pensadas para masaje caliente que son aptas) o con velas normales pues las quemaduras que pueden llegar a producir serían muy desagradables al rebasar por mucho la temperatura de fusión a la que se derriten en comparación con las de Parafina o Soya.

Por ejemplo, el de la parafina y soya fluctúa entre los 40 a 65° C (su variación depende mucho de la calidad de las ceras, composición, temperatura ambiente, etc.), mientras que el de la cera de abeja va de los 63 a 93° C.

Generalmente la cera se vierte de gota en gota o chorritos pero sin que se acumule en una misma zona, y muchos practicantes hacen figuras o palabras en el abdomen, piernas, espalda, etc.

Las velas de parafina se pueden encontrar en muchos colores, las de soya generalmente son de una sola tonalidad casi blanca, y aunque es más cara que la parafina, su combustión es mucho más lenta, por lo que te puede durar bastante más que la de una de parafina.

Otros puntos importantes, más si vas comenzando, la altura idónea entre la vela y la piel debe ser de un metro de distancia al menos, y de ahí ir preguntando a quien recibe la cera, cómo se siente, e ir subiendo la intensidad, que en este caso es ir reduciendo la distancia entre vela y la piel.

También se recomienda no hacer plastas de cera en una misma parte del cuerpo, ya que al haber varias capas de cera se mantiene y acumula la temperatura de la cera, y puede terminar también causándote una quemadura.

Y claro, nunca echar cera en los ojos, boca, nariz, y de preferencia tampoco directo en el glande o clítoris.

Y ahora solo queda atreverte a descubrir estos juegos y explorar si son placenteros para ambas partes del mismo

Deja un comentario