Esposas (parte 2)

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Parte 2
Esposas y Grilletes y Picotas diferentes tipos y usos.

Grilletes y Picotas
Históricamente los grilletes son instrumentos de tortura usados principalmente en Escocia, los Países Bajos y otros países del norte de Europa.
Consistentes en un collar de acero unido a la pared o a un árbol por medio de una cadena corta.

El aro metálico era, y es, puesto en el cuello y las muñecas del torturado y asegurado con un candado

——————————————————————————-.

Esposas
Esposas con cierre combinación

Estas son un instrumento usado habitualmente por las fuerzas de seguridad para retener una persona, uniendo entre sí las muñecas.

Como es de imaginar tienen un gran atractivo dentro de los juegos de BDSM.

Hay varios tipos de esposas.
Las esposas profesionales, suelen estar hechas de acero inoxidable y aluminio, aunque cada vez más, se empiezan a usar las de plástico ligero y polímeros, por su comodidad.
Las esposas policiales, no son recomendables para juegos de BDSM, ya que no están preparadas para ellos, pudiendo ocasionar daños en la piel o los nervios
Esposas Bisagra Policia

Básicamente las esposas están compuestas, por dos partes fijas unidas por una cadena relativamente corta, en cuyo interior hay de uno a tres dientes, a modo de candado, en los cuales encajarán los dientes del garfio o parte móvil de las mismas.

Es conveniente fijarse que tengan un sistema de seguro, que permita accionarlo, para evitar que, en cualquier movimiento, presione más de lo deseado provocando roces o lesiones.

Las llaves de las esposas suelen ser las mismas en cada modelo, para evitar riesgos en posibles pérdidas.

Unas esposas en condiciones normales de uso, permitirán que, con una ligera presión sobre la muñeca, el garfio gire sobre ella cerrándose de nuevo.

Muy importante: No dar un golpe como se puede ver en algunas películas, ya que se correría el riesgo de provocar alguna rotura en la muñeca.

Recomendaciones

• No debe de dejar nunca sola a una persona esposada
• Debe de prevenir los riesgos de caída ya que una persona esposada puede llegar a sufrir un accidente serio si cae hacia atrás.
• Procure realizar sesiones de corta duración si las posiciones son incómodas o si la persona que esposa no está experimentada.
• Deberá de asegurarse de hidratar regularmente a la persona esposada y suministrarle líquidos

———————————————————————-

Diferentes Estilos y usos:

DE RENDICIÓN

Este juego de esposas permite mantener al sumis@ arrodillad@, quedando a tu disposición tanto por delante, como por detrás.
Por lo general suelen ser esposas de cuero y la tira que las une (hogtie) suele ser regulable en distancia.

EL PRISIONERO

Dobles esposas en una pieza unidas por muñecas y tobillos. Dispondrás, totalmente, del trasero de tu sumis@.

ESPOSAS PARA MUÑECAS Y CUELLO

Cualquier movimiento en falso de tu sumis@ será inútil.

Las manos quedan fuertemente inmovilizadas y van unidas la una con la otra mediante una cadena de 25 cm. con argollas y arandelas soldadas.

Si tu sumis@ mueve los brazos sentirá la presión en el cuello, ya que la anilla central del collar, es el eje de la cadena de las muñequeras.

COLLAR DE CASTIGO

Conjunto de collar y esposas unidos por una cinta ajustable.
Sus manos quedarán a la espalda y la cinta te proporcionará un control absoluto, con un simple tirón podrás controlar sus movimientos.

Esposas de Muslos
Esposas Muslos

Este tipo de esposas permite diferentes opciones combinación con otros tipos de restricciones como unión a manos, tobillos, cruces, potros u otros elementos de tortura.

ESPOSAS DE DEDOS
Esposas para dedos TMS-0016

Muy apreciadas dentro de los juegos de BDSM son las “esposas para pulgares”

De reducido peso y tamaño han sido diseñadas para ser colocadas en los dedos, preferentemente en los pulgares y bloqueándose tras la articulación, la cual impide ser extraídas.

Su mecanismo no difiere de unas esposas normales.
La llave suele ser de tipo estándar de esposas.
Muchos modelos suelen tener parte del borde interior dentado para facilitar la circulación

Realmente no son incómodas de llevar, pero eso sí muy difíciles de quitar por uno mismo e inutiliza las manos para poder manejar objetos.
Son capaces de inmovilizar las manos y aun teniendo la llave no se las puede quitar uno mismo, se pueden poner en los dedos gordos de los pies, imposibilitando el desplazamiento y son un complemento perfecto al uso de esposas convencionales, añadiendo más carga fetichista.
En definitiva, una delicia para quien disfruta con estos artilugios de metal.

————————————

Recordar siempre que la seguridad es lo primero, así que no os lancéis sin más, sin saber lo que hacéis.

Deja un comentario